Actividades Simples y Divertidas para Desarrollar Habilidades Motrices en Niños Pequeños

Los niños aprenden mejor a través del juego y es así también cómo desarrollan su motricidad fina y gruesa.

Las habilidades motrices básicas son acciones motrices que permiten ejecutar una tarea con eficacia; por lo que se pueden entender como el grado de competencia que posee una persona para realizar acciones.

Hoy les quiero compartir algunos de los juegos que hacemos mi hijo Pablo de dos años y yo para desarrollar su motricidad fina.

Motricidad Fina

“La motricidad fina, implica precisión, eficacia, economía, armonía y acción, lo que podemos llamar movimientos dotados de sentido útil y es lo que hace la gran diferencia entre el hombre y los animales. También, puede definirse como las acciones del ser humano en cuya realización se relaciona la intervención del ojo, la mano, los dedos en interacción con el medio, aunque no es exclusiva de la mano, donde además se incluyen los pies y los dedos, la cara con referencia a la lengua y los labios.” (- Rodriguez, 2010)

Para las actividades de motricidad fina, si vamos a dejar a los niños pequeños solos, es importante asegurarse de que los objetos que utilicen no sean un peligro de atragantamiento o de corte.

1.Jugar con agua.

Se puede hacer en una mesa de agua o una bandeja con suficiente espacio, en este caso, le agregamos la variante de jabón para hacer de la pesca de objetos un reto mayor; los objetos se resbalan y no es tan fácil verlos flotar.

Pablo de 2 años pescando objetos en agua jabonosa.

Pasar agua de un recipiente a otro.

Los recipientes pueden ser variados en formas y tamaños, con cucharas distintas que les permitan a los niños medir cuánto líquido cabe en cada recipiente y una vez más, satisfacer la necesidad de llenado y vaciado al mismo tiempo que desarrollan importantes habilidades de motricidad fina.

Pablo de 1.7 meses pasando agua de un recipiente a otro.
El tener diferentes utensilios, les permite tener elecciones, así como desarrollar la capacidad para entender que en distintos tamaños de recipientes caben cantidades diferentes de líquidos. Incluso se pone en práctica la solución de problemas cuando se derrama el líquido o un recipiente mayor no cabe en un más pequeño.

Servir agua de una jarra a vasos.

Cuando los niños ya han adquirido con la práctica la capacidad de pasar agua de un recipiente a otro, así como mayor fuerza en sus brazos, pueden jugar a servir agua en diferentes contenedores usando una jarra.

Pablo de 2.1 años, ahora posee la fuerza y coordinación necesaria para servir agua desde una jarra en diferentes vasos, si aún no tienen la fuerza para cargar la jarra se puede hacer de un vaso a otro.

Goteros.

El usar goteros, permite a los niños desarrollar “la pinza” que será el primer paso para lograr la toma correcta del lápiz.


2. Botones

Los botones son muy versátiles y se prestan a distintos juegos. Sirven como fichas para depositar, se pueden clasificar, buscar entre la arena o harina, contar, etc. En fin… Existen muchas formas de utilizar.


3. Semillas o pasta.

Las semillas y la pasta, al ser pequeñas, hacer ruido y tener formas y colores variados, permiten a los niños hacer cosas desde llenar y vaciar hasta clasificar, hacer marcas sobre plastilina, etc… ¡Las posibilidades son infinitas!

Pablo de 1.5 años jugando con frijoles y garbanzos.
Cuando los niños son muy pequeños, disfrutan de pasar objetos de un espacio a otro, conforme van creciendo y se van familiarizando mas con los materiales, les dan usos más variados y avanzados.

4. Recortar.

Dar a los niños tijeras y papel de diferentes densidades, grosor y tipos les permite medir cuánta presión deben hacer en cada caso sobre las tijeras, el movimiento de abrir y cerrar una tijera requiere mucha precisión y coordinación ojo – mano. La concentración que requiere ésta actividad es alta, por lo que el niño va desarrollando espacios de concentración cada vez mayores.

Recorte papel de revista con tijeras con forma de nube. Pueden combinar el recorte y el rasgado con tres dedos.

5. Picar papeles.

Los niños desarrollan control sobre su mano por medio de éste juego, así como la constancia de la forma y lo más importante, ayuda a ir desarrollando la toma correcta del lápiz para la escritura.

Pablo 2.2 años, usando un punzón de madera para marcar el contorno de un círculo de papel.

Estas son solo algunas actividades sencillas que pueden realizar los niños pequeños para desarrollar sus habilidades de motricidad fina, en otra ocasión les compartiré juegos para desarrollar la motricidad gruesa. ¡Espero que estas pequeñas ideas les sirvan para poner en marcha su creatividad e idear variaciones de actividades con materiales simples que la mayoría tenemos en casa!

¡Gracias por tomarse el tiempo de leer éste post!

¿Te gustó esta publicación? ¡Compártelo en tus Redes Sociales!

Daniela Solares

Psicóloga con especialidad en clínica con niños y adolescentes. Experiencia como maestra de idiomas y preescolar. Mamá de un niño de dos años, amante de los libros y la naturaleza.

5 comentarios en "Actividades Simples y Divertidas para Desarrollar Habilidades Motrices en Niños Pequeños"

  • el 5 junio, 2020 a las 4:44 pm
    Enlace permanente

    ¡Excelentes ideas para los que tienen niños pequeños en casa!

    Respuesta
    • el 6 junio, 2020 a las 3:33 am
      Enlace permanente

      Hola! Soy maestra terranova y mamá de un pequeño de un año! Qué actividades podrías recomendarme para realizar en casa con mi niño? Mil gracias!

      Respuesta
      • el 9 junio, 2020 a las 5:07 pm
        Enlace permanente

        Hola Ana! con gusto preparo un post para niños más pequeños! puedes utilizar pelotas, juego con agua también; en lugar de utilizar herramientas para pescar que saque y meta juguetes del agua con sus manos, pueden hacer torres y que las tire, ayudarlo a subir y bajar de sillones, etc

        Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Enable Notifications    OK No thanks