El Duelo Anticipatorio en los Tiempos del COVID – 19

El llamado duelo anticipatorio, es el que experimentamos cuando no sabemos qué va a suceder en el futuro, usualmente se siente por la eminente muerte o pérdida de alguien o algo.

Nuestras vidas cambiaron repentinamente y como humanidad tenemos pocas herramientas para enfrentar la situación, por lo que es de esperarse que experimentemos cierta “incomodidad” con el tema.


¿Por qué es importante reconocer la incomodidad como duelo?

En el momento que somos capaces de nombrar una emoción, pensamiento o sentimiento, somos también capaces de elaborarla y darle un sentido.

En este caso se trata de la pérdida de la cotidianidad como la conocíamos hasta hace poco. La humanidad, pocas veces se ha enfrentado a una crisis tan grande como la actual; tenemos pocos conocimientos sobre esta nueva “amenaza”, así como recursos o experiencias similares que nos digan como actuar, por lo que podemos esperar que se presenten diferentes manifestaciones del duelo anticipatorio.

La buena noticia, es que como cualquier duelo, tiene distintas fases y finalmente en la mayoría de los casos, los seres humanos somos capaces de elaborarlo y darle un sentido a las situación.

¿Cómo se manifiesta?

¿Cómo afrontarlo?

  • Lo primero que debemos hacer, es aceptar como nos sentimos, ya que una vez que le ponemos nombre a lo que experimentamos es más fácil trabajarlo.
  • Compartirlo con alguien ayuda a verlo desde otra perspectiva, así como a saber qué no estamos solos. Es muy probable que al externarlo, descubramos qué otras personas cercanas a nosotros se encuentran experimentando algo parecido a lo que nosotros estamos viviendo.
  • Es muy importante enfocarnos en lo que sí está dentro de nuestro control; cosas sencillas como nuestra salud física o el espacio que estamos habitando.
  • El hablar con un profesional no está de más; hablar con alguien que posee la formación adecuada puede ser muy útil, además de que nos pueden dar estrategias para trabajar con nuestras emociones.
  • Al ser conscientes de cómo nos sentimos, podemos ir elaborando y cambiando la percepción que tenemos de las cosas y avanzando a etapas distintas del duelo.

Finalmente todo esto va a pasar, y si logramos concebir la situación como una oportunidad de crecimiento y mejora, podremos dar mejor cara a los retos que vienen.

Cada día que pasa, es uno más que seguimos saludables y uno menos de la cuarentena y yo por eso estoy agradecida.

¿Ustedes por qué están agradecidos durante este tiempo?

Les dejo un texto sobre el duelo que espero pueda ayudar a comprenderlo un poco más.

¿Te gustó esta publicación? ¡Compártelo en tus Redes Sociales!

Daniela Solares

Psicóloga con especialidad en clínica con niños y adolescentes. Experiencia como maestra de idiomas y preescolar. Mamá de un niño de dos años, amante de los libros y la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Enable Notifications    OK No thanks