Home Office + niños en casa (Parte 2)

¿Cómo equilibrar el ya famoso “home office” con el cuidado y acompañamiento de tus hijos?

Tus hijos estos días también están viviendo un proceso de adaptación, y aunque mamá y papá están en casa, ellos trabajarán mucho más de lo que normalmente sucede en este espacio compartido, por lo que te sugerimos:

  1. Si hay más adultos en casa, o jóvenes, hagan equipo y establezcan  acuerdos para atender a los niños pequeños, considerando sus respectivas actividades. 
  2. Dialoga con tus hijos sobre cómo serán estos días en casa y lo que verán de papá y/o mamá en este espacio con relación a tu trabajo. Solicita y agradece su colaboración.
  3. Recuerda anticipar, ya que desde los ojos de tus hijos podría parecer que “papás están al alcance y disponibles en todo momento”, pues están en su espacio definido como “hogar” y pueden olvidar que también están  trabajando en varios momentos.  
  4. Definan en conjunto espacios para ciertas actividades: espacios de trabajo, de actividades escolares, de actividades físicas,  de juegos, etc.  
  5. Realicen una rutina en conjunto (una rutina nos ayuda a tener certeza de qué se realizará en el día) Es recomendable que tus hijos propongan actividades variadas para su rutina, de preferencia con las siguientes características:
    • Actividades que puedan hacer solos (o al menos, sin tanto apoyo de mamá y/o papá),
    • Actividades en las que se les apoye intermitentemente.
    • Aquellas que se necesitan hacer en conjunto.
    • Actividades fijas de realizar en ciertas horas (incluyendo actividades escolares) Con estas actividades propuestas, pueden plasmar una rutina de forma  visual para todos en casa.
  6. Su rutina puede ser “flexible”, para adaptar las actividades de tus hijos de acuerdo a tus actividades laborales. Para esto puedes considerar las actividades que tus hijos son capaces de hacer sin tu apoyo constante.
  7. Dentro de esta flexibilidad sí es importante colocar algunas actividades no negociables, y son aquellas que no es recomendable que varíen, tales como: horario de desayuno, de lunch, hábitos de higiene personal, etc. de acuerdo a tu dinámica en casa. Es clave que trates de empatarlas con tus actividades laborales (en lo posible) 
  8. Ahora bien, por un lado está la rutina, y por otro lado está el “horario fijo” donde se incluyen aquellas actividades escolares o extraescolares de nuestros hijos (como las clases en línea) que son fijas. Para ello es útil realizar un horario semanal familiar en el que puedan visualizar las “horas de actividades fijas de cada miembro de la familia” Con el fin de anticipar su organización y planeación diaria, y adaptarse en lo posible con “las horas fijas” y “horas flexibles” de la familia.
  9. Dialoga con tus hijos al iniciar el día, anticipa qué va suceder y describe a su nivel tus actividades en las que estarás “ocupado” y en las que estarás con poca posibilidad de atenderlos casi al 100%. Así cuando llegue el momento (una video llamada, una video conferencia, etc.) lo recuerden y propongan la actividad por realizar, y anticipen aquello que pueden necesitar, tal como agua, lunch, materiales, etc.  (Sobretodo si en casa no hay otro adulto o algún joven que pueda apoyar para la atención de tus niños en esos momentos)
  10. Cuando termines esa actividad laboral, agradece su disposición y colaboración, pues esto los hace sentirse involucrados y participes en lo que realizaste. Claro, si es necesario lleguen a acuerdos para las siguientes ocasiones, pues no somos perfectos y podemos encontrar áreas de oportunidad para mejorar.

No olvides que para un plan de acción, es necesario recordar, agradecer, reconocer y rehacer planes.

En estos momentos de adaptación, no te abrumes por la cantidad de tiempo que no puedas darle a tus hijos, debido a que “estás con ellos todo el día en el mismo espacio”, mejor valora la calidad del tiempo posible en conjunto en el hogar, y conecta con ellos emocionalmente en cada oportunidad que se te presente. 

Recuerda que tu actitud puede favorecer cómo vivimos estos días en casa. 

Psic. Sarai Gpe. López Méndez

(Trabajadora y mamá de dos pequeñas) 

¿Te gustó esta publicación? ¡Compártelo en tus Redes Sociales!

Saraí López

Mamá de dos pequeñas y practicante del deporte desde niña. Acompañante en la educación de los adolescentes y sus familias. Psicóloga de profesión, con estudios en PNL, además de estar involucrada con la Crianza Respetuosa y Disciplina Positiva.

4 comentarios en "Home Office + niños en casa (Parte 2)"

  • el 4 mayo, 2020 a las 8:30 pm
    Enlace permanente

    Gracias Sarai por compartir las sugerencias, en mi caso somos 2 trabajando en casa en los mismos horarios. El establecer horarios y respetar espacios nos ha evitado conflictos.

    Respuesta
    • el 4 mayo, 2020 a las 11:31 pm
      Enlace permanente

      Muchas gracias Saraí, en mi caso siempre les agradezco notas cómo estás, me son de mucho apoyo ya que en casa somos 2 adultos con horarios de trabajo (uno más extenso que el otro) y además 2 niños muy pequeños.

      Respuesta
      • el 17 mayo, 2020 a las 8:50 pm
        Enlace permanente

        Gracias Ana por tu retroalimentación, un gusto leer lo que nos compartes, es más probable que podamos hacer lo que está a nuestro alcance si le ponemos también el corazón. SALUDOS

        Respuesta
    • el 17 mayo, 2020 a las 8:52 pm
      Enlace permanente

      Muchas gracias por tu retroalimentación Mari. Estamos en una adaptación en todos los sentidos, me parece que mientras haya disposición y comunicación, aumentamos la probabilidad de lograrlo. SALUDOS GRANDES

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Enable Notifications    OK No thanks