Alimentos Procesados

Alimentos Procesados

Una Conversación con Paola Torre

Ya que, como buenos mexicanos, pasamos una parte considerable del día comiendo, hablando de comida, o pensando en comida, no está de más dedicarle un poco de nuestra atención a este tema, para asegurarnos de tener una alimentación sana. Paola Torre (@nutriologapaotorre) es licenciada en Nutrición, da consultas privadas y tiene una presencia importante en redes sociales, donde asesora a sus seguidores sobre la buena alimentación y los hábitos de consumo. Muy amablemente ha accedido a platicarnos un poco sobre su trabajo y los alimentos procesados.

           El interés de Paola por la nutrición nace de la lamentable muerte de su padre, cuando ella tenía 16, por malos hábitos alimenticios y por fumar. A pesar de tener pasión por el tema, a Paola no le gustó mucho su carrera hasta que empezó a ejercerla y a compartir su conocimiento con personas que lo necesitan y se benefician de él.

      Paola no considera que los alimentos procesados sean inherentemente malos o dañinos. Los define como aquellos alimentos que han sido manipulados por los humanos de tal manera que ya no existen en la forma que nos los da la naturaleza. A estos alimentos se les suele añadir químicos como colorantes, saborizantes y conservadores, y son los que en México ahora presentan etiquetas que nos indican si tienen exceso de azúcares, grasas saturadas, sales y/o carbohidratos.

        La razón por la cual estos alimentos no son inherentemente malos es porque tienen un “valor psicológico y social de disfrute” importante y eso hay que apreciarlo, aunque no tengan un beneficio nutricional. La explosión de sabores, y el compartirlo, puede crear vínculos emocionales muy valiosos. Sin embargo, la clave está en cómo se consumen: la frecuencia y las porciones. Según Paola, para ello hay que tener “una buena relación con los alimentos”, no hay que abusar de los productos procesados, pues evidentemente sí pueden causar daños en nuestra salud si se consumen en exceso.

             La verdad es que leer la lista de enfermedades que pueden causar estos alimentos no es alentadora. Van desde la depresión y enfermedades cardiovasculares, hasta dolores de cabeza, cáncer y más. La intención de esta entrada es invitar a la comunidad educativa del Terranova, una de las escuelas privadas más importantes de San Luis Potosí, a reflexionar sobre sus hábitos de consumo y, en palabras de la nutrióloga Paola Torre, sobre su relación con la comida.

¿Te gustó esta publicación? ¡Compártelo en tus Redes Sociales!

Emilia Marmolejo

Soy orgullosa ex-alumna Terranova y egresada del Bachillerato Internacional en el Colegio del Mundo Unido (UWC) de Italia. Estudié Antropología Cultural en la UDLAP y creo que las palabras son una herramienta para explorar y cambiar mundos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Enable Notifications    OK No thanks