¡Toca vacunar a los menores!

Un cuidadoso equilibrio entre un efecto secundario poco probable y los beneficios tanto individuales como comunitarios que ofrece vacunar a la niñez.

México ha cruzado la meta en varios estados, incluido el nuestro, de vacunar a los mayores de 18 años. Aunque mañana viernes 19 de noviembre abrirá el registro para vacunar a quienes tienen entre 15 y 17 años, no significa que México no haya pasado por el debate internacional de vacunar o no a la población menor de 18 años. Las vacunas cumplen, entre muchas otras cosas, con el propósito de evitar variantes del virus SARS-CoV-2 más eficientes y por lo tanto peligrosas. Lamentablemente, la vacunación masiva que hemos vivido no logró evitar la variante Delta, la cual prevalece al día de hoy. Como bien se explica en el artículo del Dr. Andreu Comas del día 13 de noviembre del 2021, esta variante afecta a la niñez de maneras que las anteriores no. En pocas palabras, el riesgo para esta población aumentó con el transcurso de la pandemia.

Alrededor del mundo, autoridades sanitarias y gubernamentales se han aproximado a este dilema con cautela, pues las vacunas también representan un riesgo relativamente mayor para menores de edad, aunque no necesariamente más significativo.

Desde el Colegio Internacional Terranova, donde el programa del Bachillerato Internacional funge, no sólo como un programa académico, sino como una guía de comportamiento en comunidad, procuramos abordar esta cuestión con responsabilidad, de manera instruida e informada. Tal manera requiere reconocer que la decisión de vacunar a quienes son la parte más importante de nuestra institución, el cuerpo estudiantil, puede ser difícil; resolverla, demanda un cuidadoso equilibrio entre el riesgo de un efecto secundario poco probable, y los beneficios tanto individuales como comunitarios que vacunar a la niñez tiene, como evitar secuelas como el Covid largo, disminuir infecciones, proteger a quienes no se han vacunado o cuyo riesgo de una enfermedad grave es alto, la posibilidad de reducir el Covid a una infección estacional, reactivar eventos masivos, evitar variantes aún más peligrosas para la niñez y el resto de la población.

Tomando en cuenta el contexto mexicano, con alrededor del 60% de la población empobrecida y ocupando el primer lugar mundial en obesidad infantil, es nuestra responsabilidad como comunidad actuar pensando en el bienestar colectivo tanto de nuestra institución como de la población mexicana en general.

¿Te gustó esta publicación? ¡Compártelo en tus Redes Sociales!

Emilia Marmolejo

Soy orgullosa ex-alumna Terranova y egresada del Bachillerato Internacional en el Colegio del Mundo Unido (UWC) de Italia. Estudié Antropología Cultural en la UDLAP y creo que las palabras son una herramienta para explorar y cambiar mundos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Enable Notifications    OK No thanks